El gato Munchkin: diminuto, pero con mucha energía

Esta es una raza enérgica y activa, que te mantendrá siempre en movimiento. Pero antes de buscar adoptar uno, debes tener en cuenta todo sobre su cuidado y su salud.

¡Quédate con nosotros y descubre el maravilloso mundo de los gatos Munchkin!

Historia de la raza

Los gatos de patas cortas están bien documentados. En 1944 se notaron gatos de patas cortas en Gran Bretaña, en 1956 en Rusia y en la década de 1970 en los Estados Unidos.

En 1983, Sandra Hochenedel, maestra de Luisiana, encontró dos gatas preñadas escondidas debajo de un camión. Se quedó con uno de los gatos y la llamó Blackberry. Cuando dio a luz, la mitad de la camada contenía gatitos de patas cortas.

Sandra le dio uno de los gatitos machos a su amiga Kay LaFrance, quien lo llamó Toulouse. A Toulouse se le permitió vagar libremente y pronto produjo varios gatitos de patas cortas.

Hochenedel y LaFrance contactaron al Dr. Solveig Pflueger, quien determinó que el rasgo es causado por un gen dominante. Concluyó que esta raza no presenta problemas espinales. La raza recibió su nombre de las personas pequeñas del libro infantil El maravilloso mago de Oz.

En 1995, la Asociación Internacional de Gatos otorgó a los Munchkin un estatus de Nueva Raza. La raza fue plenamente reconocida en 2003. Sin embargo, otras organizaciones de gatos importantes aún no reconocen esta raza.

Estándares de tamaño

Esta es una raza de tamaño mediano con un tipo de cuerpo promedio y patas cortas. Las patas traseras son ligeramente más largas que las delanteras, lo que hace que la espalda del gato se eleve ligeramente.

La cabeza en forma de cuña, con ojos triangulares y en forma de nuez, completan el look. Debido al cruce frecuente, el Munchkin se parece mucho a los gatos domésticos pequeños con la excepción de las patas cortas. Pueden tener pelaje tanto corto como largo y se aceptan ambos largos para mostrar.

Los gatos Munchkin machos son un poco más grandes y pesan entre 2 y 5 kilos. Las hembras son más pequeñas y suelen pesar entre 2 y 4 kilos. Para mantener a tu gato en un peso saludable, aliméntalo con comida húmeda para gatos, alta en proteínas y sin granos. Estos gatos tienen un buen apetito.

Personalidad del gato Munchkin

Esta es una raza divertida, dulce y orientada a las personas a la que le gusta conocer gente nueva. Sin embargo, aman a sus dueños y les gusta pasar tiempo con ellos. El Munchkin te seguirá y observará tus acciones sin parar, por lo cual les gusta ser llevados en todo tipo de transportin para gatitos pequeños. A estos gatos les encanta descansar en el regazo de sus dueños y se subirán a uno tan pronto como puedan.

A pesar de sus patas cortas, les encanta correr y, por lo general, persiguen su juguete favorito. Poseen excelentes habilidades de caza. Así, mantén entretenido a tu gato con un juguete de ratones que te servirá de excelente práctica para atrapar roedores reales.

Si bien no son tan buenos saltadores como otras razas de gatos, lo que les falta en altura lo compensan con su cerebro. Estos gatos descubren fácilmente cómo usar muebles y otros objetos para trepar a lugares más altos. Este es un gato inteligente que disfruta resolviendo rompecabezas y puedes jugar con ellos durante horas y horas.

Salud y problemas potenciales de salud

El Munchkin se considera una raza sana sin ningún problema genético de salud conocido. Sin embargo, hasta ahora se han observado las siguientes condiciones en esta raza:

Lordosis

Esta es una condición que hace que la columna vertebral de un gato no crezca adecuadamente. Por lo tanto, hace que el músculo espinal no alcance su tamaño normal. Esto hace que la columna vertebral se hunda en el cuerpo de un gato. Es una condición fatal, y aunque esta enfermedad afecta a todos los gatos, es más común en esta raza.

Pectus Excavatum

Esta es una deformidad del hueso del pecho que resulta en un estrechamiento horizontal del pecho. Ello hace que el tórax parezca plano o cóncavo, en lugar de ligeramente convexo. Los gatos con esta afección pueden experimentar dificultad para respirar, pérdida de peso, tos, infección pulmonar recurrente y otros síntomas. El único tratamiento disponible es la cirugía. Sin embargo, los casos leves pueden mejorar sin cirugía.

En resumen, el gato Munchkin es muy amigable y puede ser la compañía perfecta para las familias con niños. ¡Pero cuidado! debido a su gran energía, te recomendamos que escondas tus joyas u otros objetos de valor, ya que podrían terminar enredados junto con los demás juguetes de tu gato.