Conoce al Devon Rex, el gatito sacado de un anime japonés

El Devon Rex parece sacado directamente de un anime japonés. Su cabeza triangular, orejas grandes y personalidad estrafalaria hacen de este un gato inusual. ¡Aquí encontrarás todo lo que debes saber sobre cómo vivir con el divertido y fabuloso Devon Rex!

Historia del Devon Rex

El felino fundador de la raza fue un gato llamado Kirlee. Nació de un gato callejero en Devonshire, Inglaterra. La mujer lo cuidaba, Beryl Cox, estaba fascinada por el gatito con inusual abrigo. A lo largo de los años, otros gatitos de la zona nacieron con pelaje «rexed», en referencia a la mutación genética que da como resultado un pelaje suave y rizado.

Quienes eran aficionados a los gatos pequeños se sintieron atraídos por esta nueva variedad, que resultó no estar relacionada genéticamente con el Cornish Rex.

El famoso gatito Kirlee, fue adquirido para un programa de cría. En 1967, el Devon ya era una raza reconocida en Europa y en 1968 comenzó un programa de cría en los Estados Unidos.

La Asociación Estadounidense de Criadores de Gatos fue la primera en reconocer a los gatos como una raza distinta en 1972. La Asociación de Criadores de Gatos los reconoció totalmente en 1983, y la raza recibió el estatus de campeonato en la Asociación Internacional de Gatos en 1979.

Todo lo que debes saber sobre un gato Devon Rex

El Devon Rex es un gato de tamaño mediano y normalmente pesa de 2 a 4 kilos. Su abrigo viene en una amplia gama de colores y patrones, que van desde sombreado, ahumado, atigrado, bicolor y puntiagudo.

Esta raza suele ser considerada hipoalergénica debido a su tipo de pelaje, pero eso no es realmente cierto para ninguna raza de gato o perro. Es la caspa, la saliva y la orina las que transportan los alérgenos, y todos los gatos producen esas sustancias.

Es cierto que algunas personas con alergia a los gatos toleran esta raza, pero te recomendamos que tomes un tiempo prudente para evaluar tu caso. El cuerpo ligeramente pelado del Devon puede hacer que necesite un suéter en invierno para ayudarlo a mantenerse abrigado.

El Devon Rex es una raza con predisposición a las enfermedades, incluida la miocardiopatía hipertrófica, la forma más común de enfermedad cardíaca en los gatos. También pueden sufrir de una afección ortopédica de las rodillas llamada luxación patelar medial; y pérdida de pelo que resulta en calvicie permanente.

Por lo tanto, antes de pensar en adoptar a uno de estos delicados felinos, procura tener un médico veterinario a tu alcance y ropita muy abrigadora para cubrirlo en los días fríos.

Viviendo con un Devon Rex

El social y cariñoso Devon Rex tiene unos maullidos muy agradables que suelen venir acompañados de arrullos y ronroneos.

El Devon Rex disfruta de dormir bajo las sábanas por la noche. Es como si te acurrucaras con una botella de agua caliente animada cubierta de terciopelo arrugado.

El pelaje lavable y liso de esta raza es fácil de cuidar. Frótalo ligeramente con una gamuza o simplemente pasa la mano por encima. Sin embargo, debes prestar atención a sus orejas cerosas, pues exigen una limpieza frecuente.

Este minino nace como producto de una mutación natural, una que obviamente incluía un gen para la tontería. Le gusta andar, aprender trucos y charlar contigo sobre su día. Revestido con cabello corto, sedoso y fino, el Devon tiene un abrigo que puede sentirse como gamuza suave, o puede tener un aspecto arremolinado y rizado.

En general, es un gato social y curioso que ama la compañía de su gente. No estará contento si se lo deja solo, así que elige esta raza solo si te gusta pasar mucho tiempo en su compañía.

Datos curiosos sobre Devon Rex

¡Un gato con sentido del humor! Se ha descrito que el Devon, amante de la diversión y el juego, combina los rasgos de un gato, un perro y un mono. Es conocido por amar a los niños y llevarse bien con todo tipo de mascotas.

El pelaje del Devon muda cuando los gatitos maduran. El pelaje también puede cambiar según la temporada. Todos los gatos mudan de pelo y el Devon no es la excepción, pero su mudanza es menos notable que la de muchas otras razas de gatos.

Este no es el clásico felino quisquilloso. Al Devon Rex le encanta comerse su plato y probará artículos exóticos como aceitunas, puntas de espárragos o cualquier otra cosa que pueda poner en sus patas. Si no lo haces, intentará hacerte sentir culpable con ojos tristes y hambrientos.

Por lo tanto, ¡no descuides tu plato por nada! o terminarás sin almuerzo. Recuerda alimentarlo cuando esté en su horario de comidas, así evitarás que te haga esta travesura.

¿Estás pensando en adoptar a tu propio Devon Rex? Ten en cuenta todo lo que te hemos contado sobre él, procura darle mucho cariño y tenerlo bien cuidado. Tendrás a un compañerito muy dulce contigo. Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amistades y déjanos un comentario. Por último, un buen transportin para gatitos es lo mejor.